sábado, 29 de marzo de 2014

El Título preliminar del Código civil

Aunque, por supuesto, hay “normas sobre normas”, en muchas otras leyes, aquéllas se concentran significadamente en el Título preliminar del Código civil, cuyas normas regulan:

1) El origen y la producción de las normas (fuentes del Derecho)
2) Las reglas para la interpretación y aplicación de las normas.
3) Las relaciones (espaciales y temporales) entre leyes distintas o entre ordenamientos diferentes.

Por lo demás, en cuanto a su concreto contenido, algunos de los preceptos del Título preliminar del Código civil incorporan reglas esenciales del Estado de Derecho, en particular en lo que atañes al principio del imperio de la ley u de vinculación del juez a sus prescripciones, por lo que contribuyen decisivamente a la seguridad jurídica en la aplicación de las demás normas; y otros, en cambio, en cuanto transitan por cuestiones metodológicas y conceptuales difícilmente coercibles, no poseen mucho más que un cierto carácter didáctico. En todo caso, lo más característico del Título preliminar del Código es que sus preceptos tienen alcance general, no limitándose sólo al ámbito del Derecho civil, ni siquiera al del Derecho privado.

viernes, 28 de marzo de 2014

Las reformas del Código Civil

El Código Civil ha sido objeto de diversas modificaciones. En concreto hasta el año 2008 han sido cuarenta y cuatro las reformas directas que han afectado a diversos artículos del Código Civil. La primera de dichas reformas se llevó a cabo por la de21 de julio de 1904 y afectó al testamento ológrafo así como al testamento otorgado en país extranjero.

La última, por el momento es la que se ha llevado a cabo por medio de la Ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifican el Código Civil y la Ley de enjuiciamiento civil en materia de separación y divorcio. 

Buena parte de las reformas de mayor trascendencia de que ha sido objeto el Código Civil tienen unas mismas referencias. Y es que se puede constatar que bastantes de las disposiciones legales que han modificado el Código han afectado a la condición jurídica de la mujer, al matrimonio, a la capacidad de obrar de los menores e instituciones a ellos referibles, o a la nacionalidad. Y detrás de bastantes de estas reformas subyace la paulatina mejora de la condición jurídica de las personas a quienes afectaban con la consiguiente eliminación de situaciones anteriores de discriminación. Junto con las reformas expuestas cabría añadir por su importancia la que supuso en el año 1974 la modificación del Título preliminar del Código Civil.

sábado, 1 de marzo de 2014

El Código civil español.

El Código civil español comprende 1.976 artículos y se ordena y distribuye siguiendo el modelo del Código Civil francés, es decir: en libros, títulos, capítulos, en ocasiones secciones, y artículos.

De los cuatro libros en que se divide internamente el Código civil, el primero se refiere a las personas, el segundo regula “los bienes, la propiedad y su modificaciones”, en el tercero se contempla “los diferentes modos de adquirir la propiedad”. Por último, el libro cuarto se dedica a “la obligaciones y contratos”.

En cuanto a su contenido, el Código tiene al Derecho civil como referencia bica de regulación y el Cuerpo legal trata as diferentes partes del objeto de estudio en la disciplina “Derecho Civil”.

 Por lo tanto, de entrada: el Derecho civil como referente y objeto de la regulación del Código. También: el Código civil como el Cuerpo legal en el que se contiene el régimen jurídico básico de las instituciones tradicionales del Derecho Civil. Asimismo, el Código civil como el ámbito general y subsidiario en el que acomodar las materias que, formando parte del Derecho civil, sin embargo, se encuentra contenida en leyes ajenas al Código.

El Derecho Civil

Cuando hablamos de Derecho Civil entendemos por tal la rama del Derecho que contiene la regulación general de las relaciones más habituales de las personas, contempladas en cuanto tales, en su vida privada.

Gira, por tanto, en torno a la persona, considerada en sí misma, en sus relaciones más estrictamente personales (matrimonio y familia), y en lo relativo a la atribución y utilización d los bienes (patrimonio).

De este modo, el Derecho civil se centra en el ser humano, organizado en sociedad, y gravita alrededor de los conceptos de persona, familia y patrimonio, conceptos que constituyen categorías morales y sociales inherentes a la propia naturaleza humana.

En cuanto a su contenido, puede ser determinado desde varias perspectivas, aunque la más importante es de origen legal. Son Derecho civil las materias e institución contenida en el Código Civil y en otras leyes especiales reconducibles directa o indirectamente a esas mismas materias e instituciones