miércoles, 20 de agosto de 2014

Pignoración o prenda

Pignoración o prenda
El Código Civil regula la pignoración en los artículos 1.863 y siguientes y consiste en el acto de dar o dejar en prenda. Se trata de una garantía real como lo es la hipoteca pero en este caso la pignoración recae sobre bienes muebles que pueda ser objeto de compra o venta. Ambas, eso sí, lo que buscan es amparar una obligación principal y de ese modo se facilita el tráfico jurídico y el cumplimiento de lo acordado entre las partes de un contrato o las normas establecidas por ley.

Son ejemplos de obligaciones que pueden llevar consigo una pignoración un préstamo, un aplazamiento, la ejecución de ciertas obligaciones, de modo, que todas ellas constituyen la obligación principal y la prenda o pignoración es accesoria pero dependiente del cumplimiento de la primera, así que si se cumple con lo pactado, la pignoración o prensa desaparece o se extingue.

Aunque cabe la posibilidad de que se pacte una prenda sin desplazamiento, lo habitual es que se produzca el traslado de la posesión del bien mueble a la esfera del acreedor para evitar la posibilidad de que el propietario ya no poseedor disponga de ella en algún modo en perjuicio del acreedor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario