sábado, 14 de junio de 2014

Cesión de créditos

Cesión de créditos
La cesión de créditos supone la transmisión de un crédito a otra persona. Normalmente opera a través de un negocio jurídico. Si la cesión es gratuita se realizará a través de una donación pero si pretende obtener un rendimiento la cesión se realizará a través de una compraventa, por ejemplo.

La regulación de esta figura se encuentra en el artículo 1526 y siguientes del Código Civil.

En la cesión de créditos siempre es necesaria la existencia de tres sujetos: acreedor, deudor y aquel que adquiere el crédito, es decir, el que pasará a ser el nuevo acreedor. Bien es cierto, que solo se exige la participación del cedente y cesionario, esto es, del antiguo y del nuevo acreedor que son los únicos que tienen que consentir la cesión. El deudor no forma parte de la cesión por lo que es indiferente a la cesión.

El objeto de la cesión es el crédito, el cual debe ser un crédito transmisible tal y como establece el artículo 1112 de modo que si fuera intransmisible es posible que el deudor oponga la intransmisibilidad del mismo al nuevo acreedor. El crédito se cede con todos sus derechos accesorios, por ejemplo, una garantía mediante hipoteca.

martes, 27 de mayo de 2014

Parentesco

Parentesco
En muchas normas civiles pero también en otras del ordenamiento jurídico español se menciona el concepto de parentesco, que proviene del Derecho de Familia.

El parentesco es la relación que existe entre dos personas entre sí por pertenecer a un mismo tronco familiar. Este concepto puede venir determinado por consanguinidad, afinidad o adopción. En el caso del parentesco por afinidad surge como consecuencia de la relación de una persona con su cónyuge y los parientes de éste.

Uno de los puntos más importantes del parentesco reside en cómo se realiza el cómputo del mismo dentro de una familia. La regulación de este procedimiento queda detallada en los artículos 915 y siguientes del Código Civil.
Cada generación de una familia constituye un grado, de modo que un conjunto de grados forman los que se denomina línea. Esta línea será recta, si está formada por los ascendientes y descendientes o colateral, si todos lo grados que la forman descienden de un tronco común (hijos, primos, etc).
Se cuentan los grados enumerando los que separan una persona de otra y se descuenta al ascendente. En el caso de una línea colateral se sube hasta el tronco común y se baja hasta el correspondiente.

lunes, 19 de mayo de 2014

Ausencia y declaración de fallecimiento

Ausencia y declaración de fallecimiento El legislador establece en el ordenamiento jurídico una regulación especial para la persona que desaparece de su domicilio y no se puede contactar con ella y se duda si vive o ha fallecido. Según las circunstancias y el tiempo del caso el ordenamiento prevé tres situaciones distintas a aplicar.

Por un lado la defensa del desaparecido cuyo supuesto es que una persona haya desaparecido y no se pueda comunicar con él y sea necesaria su presencia en algún acto bajo perjuicio grave si no lo hace. En este caso, no se exige plazo de tiempo. El artículo 181 del Código Civil prevé que se nombre a un defensor que tendrá las funciones determinadas por el juez correspondiente.

Por otro lado se también existe normativa sobre la declaración legal de ausencia en los casos en los que, transcurridos un tiempo determinado desde las últimas noticias, se acude al juez a fin de que se nombre un representante.

Por último, y normalmente, posterior a la declaración de ausencia, si, transcurridos los plazos dictados por la ley, la persona sigue desaparecida el juez procederá a llevar a cabo la declaración de fallecimiento aunque el cuerpo no haya aparecido (artículos 193 – 198 Código Civil).

martes, 22 de abril de 2014

La identificación de una persona, el nombre.

Una de las formas por las que se puede identificar a una persona es su nombre. El nombre de la persona es el conjunto de palabras con la que jurídica y oficialmente se individualiza, identifica a cada persona. (art 53 de la Ley de Registro Civil establece que: “Las personas son designadas por su nombre y apellidos, correspondientes a ambos progenitores, que la Ley ampara frente a todos”). 

En cuanto al nombre como tal, diremos que se expresa aquel que se da al nacido en el momento de la inscripción de nacimiento. La elección de dicho nombre corresponde a los padres. Para la elección del nombre, los padres deben tener en cuenta que no pueden imponerse más de dos nombres simples, no puede imponerse al nacido el mismo nombre que tenga uno de sus hermanos (ni la traducción del nombre a otra lengua), a no ser que hubiera fallecido este último.

Respecto al cambio de nombre, La Ley lo permite si se hace con previa autorización del Juez encargado del Registro o de la Dirección General de los Registros y el Notariado si considera que hay una causa justa por la que hacerlo y esto no supone un perjuicio para una tercera persona.

lunes, 21 de abril de 2014

La capacidad de obrar de una persona.

Entendemos por capacidad de obrar como la posibilidad de desarrollar una actuación válida y eficaz desde punto de vista jurídico. Está estrechamente relacionada con la llamada capacidad natural de conocer y querer; es decir, con la aptitud natural para atender alguien por sí mismo al cuidado de su persona y bienes.

 Por ello, la correspondencia entre la capacidad natural y la capacidad de obrar obligaría a comprobar caso por caso la capacidad natural de las persona para poder determinar concretamente dicha capacidad de autogobierno (esto es impracticable ya que paralizaría por completo la vida jurídica).

Por estas consideraciones, el Derecho ha optado por establecer una capacidad general de obrar y vincularla a la concurrencia de circunstancias objetivas y fácilmente comprobables, tal y como es la edad y la ausencia de incapacidad judicial.

 Junto a dicha capacidad general de obrar, nuestro Derecho conoce capacidades de obrar especiales, existen situaciones de capacidad limitada, en la que se el sujeto no puede obrar por sí mismo, o sea, necesita de un complemento de capacidad, el cual se lo aporta una persona cercana a este sujeto.

Esto ocurre por ejemplo en el caso del menor emancipado, quien necesita el consentimiento de sus padres para determinada actividades o el caso de una persona incapacitada sometida a curatela.

sábado, 29 de marzo de 2014

El Título preliminar del Código civil

Aunque, por supuesto, hay “normas sobre normas”, en muchas otras leyes, aquéllas se concentran significadamente en el Título preliminar del Código civil, cuyas normas regulan:

1) El origen y la producción de las normas (fuentes del Derecho)
2) Las reglas para la interpretación y aplicación de las normas.
3) Las relaciones (espaciales y temporales) entre leyes distintas o entre ordenamientos diferentes.

Por lo demás, en cuanto a su concreto contenido, algunos de los preceptos del Título preliminar del Código civil incorporan reglas esenciales del Estado de Derecho, en particular en lo que atañes al principio del imperio de la ley u de vinculación del juez a sus prescripciones, por lo que contribuyen decisivamente a la seguridad jurídica en la aplicación de las demás normas; y otros, en cambio, en cuanto transitan por cuestiones metodológicas y conceptuales difícilmente coercibles, no poseen mucho más que un cierto carácter didáctico. En todo caso, lo más característico del Título preliminar del Código es que sus preceptos tienen alcance general, no limitándose sólo al ámbito del Derecho civil, ni siquiera al del Derecho privado.

viernes, 28 de marzo de 2014

Las reformas del Código Civil

El Código Civil ha sido objeto de diversas modificaciones. En concreto hasta el año 2008 han sido cuarenta y cuatro las reformas directas que han afectado a diversos artículos del Código Civil. La primera de dichas reformas se llevó a cabo por la de21 de julio de 1904 y afectó al testamento ológrafo así como al testamento otorgado en país extranjero.

La última, por el momento es la que se ha llevado a cabo por medio de la Ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifican el Código Civil y la Ley de enjuiciamiento civil en materia de separación y divorcio. 

Buena parte de las reformas de mayor trascendencia de que ha sido objeto el Código Civil tienen unas mismas referencias. Y es que se puede constatar que bastantes de las disposiciones legales que han modificado el Código han afectado a la condición jurídica de la mujer, al matrimonio, a la capacidad de obrar de los menores e instituciones a ellos referibles, o a la nacionalidad. Y detrás de bastantes de estas reformas subyace la paulatina mejora de la condición jurídica de las personas a quienes afectaban con la consiguiente eliminación de situaciones anteriores de discriminación. Junto con las reformas expuestas cabría añadir por su importancia la que supuso en el año 1974 la modificación del Título preliminar del Código Civil.